Emprendedor: ¿Tenés un negocio o tenés un trabajo?

Como emprendedores, abandonar la mentalidad de empleado y entender que manejamos un negocio, suele ser una de las tareas más difíciles.

¿Y en qué consiste esa “sutil” diferencia?

Gestionar tu emprendimiento como un trabajo básicamente significa que trabajás para tu negocio, sos su “empleado” y no su dueño.

Vivís para trabajar, sin vacaciones ni fines de semana, podríamos decir que no tenés tiempo libre desde que comenzaste tu aventura de ser tu propio jefe 😉 En resumen, sos esclavo de tu negocio. Y la realidad es que si buscás triunfar, debés trabajar duro, pero es TU NEGOCIO EL QUE DEBE TRABAJAR PARA VOS.

En tu mente, te decís que simplemente no podés dejar tu negocio un segundo, pues si no las cosas no se harán en tu ausencia.

Por el contrario, manejar un negocio implica que el negocio continuará funcionando incluso si estás fuera de escena por un tiempo. E incluso más allá de unas vacaciones que al menos estarán planificadas, pensá, ¿qué pasa si te enfermás? ¿Qué pasará ante algún imprevisto que impida que puedas trabajar (cuidar algún familiar,  por ejemplo)?

Un punto que indica que vas camino a un problema es cuando te horrorizás al pensar el hecho de estar desconectado de tu negocio, inclusive por un momento. Cuando pensás que éste no podrá sobrevivir sin vos por un mísero fin de semana.

¡Cambiá ese enfoque ahora mismo!

Como dueño de tu negocio, como empresario, necesitás la libertad de tomar distancia del día a día de tu negocio, dejar de estar  pendiente de los detalles administrativos diarios. Para ello, debés desarrollar sistemas que permitan que el trabajo se haga mientras vos te enfocás mejor en las ACTIVIDADES QUE GENERAN INGRESOS.

Entonces… te estarás preguntando cómo comenzar tu camino a la libertad 😀

3 FORMAS PARA QUE TU NEGOCIO TRABAJE PARA VOS

Y no al revés 😉

Hay 3 formas de comenzar  a crear y vivir de tu negocio en lugar de que tu negocio viva de vos, explotándote como su “empleado”.

1- Primero, lo obvio: Buscá ayuda.

(Y sí, autobombo ;D ) Buscá una asistente virtual. Podés comenzar con muy pocas horas, o un paquete mínimo, que luego irás aumentando gradualmente a medida que tu negocio crece.

Tan sólo el tener otra persona te ayudará pues no vas a sentir la presión de que sos el único, de que estás solo, y podés relajarte y tomarte unos días mientras tu asistente continúa atendiendo tu negocio.

2- Mudate a “La Nube”.

Mantené los archivos de tu negocio en Google Drive, Dropbox, SugarSync, Box, Mediafire… las posibilidades son infinitas. Evernote es un imprescindible 😉

De esta manera, estés dónde estés y donde sea que esté tu equipo de asistentes o tu  VA única, podrán acceder a los archivos que necesiten en el momento. Usar la nube es más seguro que nunca, con la ventaja de que todo tiene copia de respaldo en caso de algo le ocurra a tu computadora.

No por nada las grandes compañías de software están adaptando sus productos a la nube y la eligen, al facilitar, e incluso de alguna manera casi «forzar» que los clientes elijan la nube en lugar del tradicional software en caja. (Adobe con Creative Cloud, Microsoft con Oficce365, reforzada con la disposición que hace que el nuevo Office 2013 pueda activarse en una computadora SOLAMENTE)

3- Creá sistemas.

Idealmente, creá un checklist para cada tarea que necesites realizar más de una vez.

Seguramente si ya trabajás con un equipo, tenés sistematizadas esas tareas que cumplen ellos, pero también necesitás una checklist para las tareas que realizás **VOS** de manera que alguien más pueda completarlas en caso de ser necesario, o por ejemplo que te ausentes un tiempo.

Asegurate de que todos tus sistemas estén en un lugar “central”, en el que se pueda encontrar rápido lo que se busca y que las personas indicadas que tengan tu permiso puedan acceder fácilmente .

Te recomiendo que entres en acción inmediatamente luego de leer esto: ¿Cómo? Comenzá a encontrar maneras de hacer que tu negocio pueda continuar sin tu presencia y supervisión diaria obligatoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *