Cómo vender tu producto digital – Distintas opciones

Cómo vender tu producto digital – Distintas Opciones

Una de las consultas que recibo, tanto de clientes como de lectores decididos a crear y vender un curso o infoproducto, es: ¿Cuál es el mejor plugin para vender mi producto?

Esto tiene que ver con una idea instalada de que para vender un infoproducto, se debe crear una tienda,  y más específicamente, una tienda en WordPress.

Y si bien soy partidaria tanto de WordPress como de los plugins de membresías para vender este tipo de producto (léase DIGITAL, es decir, desde cualquier descargable como un PDF o eBook, hasta cursos online e incluso membresías) pensar en esta como una única solución, con todas las alternativas que hay disponibles, es limitar a quien me consulta.

Y es que, al margen de que no existe sistema perfecto, también juegan su rol las preferencias, pues lo que tal vez lo es perfecto para vos, no lo es para mí,  y muy importante, la facilidad para la tecnología del creador/vendedor del producto, si es que decide que él mismo se encargará de implementar y mantener el sistema andando.

Cuando se trata de un cliente en general no hay mucho problema, porque sé que de acordarlo yo me encargaré de esa parte, pero además, y más importante, es que el conocimiento de su negocio me da las pautas para elegir el plugin o la plataforma adecuada, y también el saber de primera mano las habilidades técnicas tanto de él como de su equipo llegado el caso.

Entonces, veamos las soluciones posibles para vender tu producto digital:

¿En verdad necesito un plugin?

Comencemos por el principio.

Va de la mano tanto con la “habilidad técnica” del cliente/prospecto en cuestión, como con el producto en sí y hasta con el tiempo que lleva el negocio.

Ya aprendí que no todos necesitan ser expertos en WordPress, algunos clientes sólo quieren la facilidad de vender un producto digital o curso, y para aquellos a los que la tecnología les supone un gran desafío (léase pérdida de tiempo) o recién comienzan con su primer producto (y recién comienzan también con su emprendimiento), en el prácticamente este es una prueba… en el 90% de los casos conviene comenzar con alguna otra alternativa, ya sea para: a) no perder tiempo b) no perder dinero c) no perder ni uno ni otro 😉

Ahora, supongamos que tu negocio lleva un tiempo ya, tenés clientes y tenés una prueba de que tu creación se venderá… ¿es necesario en tu caso adentrarte en las complejidades de un sitio en WordPress, y más aún, en las complejidades de mantener un plugin de ecommerce o de membresías?

No necesariamente. Todo depende como ya dijimos de variables que mencionamos al comienzo, entre ellas, tu producto, tus planes y tus preferencias.

La forma más simple de vender tu producto

Tu plataforma de pago solamente

Ya sea con un enlace o botón

Si lo tuyo será la venta de un simple producto digital: por caso un PDF, audio o video, la propuesta puede ser tan simple como sólo un botón de pago, es decir con tu plataforma de pago, asumo que cualquier profesional o vendedor de servicios ya dispone de una cuenta en alguna plataforma para recolectar pagos, llámese PayPal, Stripe, Mercado Pago si te manejás con clientes de tu propio país (en Latinoamérica), etc.

Tu plataforma de pago + tu sistema de email marketing

Claro que, hablando de profesionalismo y seriedad, yo le agregaría una plataforma de email marketing (GetResponse, Benchmark, ConvertKit, Aweber, incluso MailChimp que ahora en su versión gratuita vuelve a ofrecer autorespondedores o mensajes automáticos), para que tu cliente no deba esperar a que vos lo contactes. Si bien desde la pasarela de pagos generalmente se envía un mensaje automático del cobro, este no se puede personalizar del todo, por eso, el complemento ideal en este conjunto ultra básico es el autoresponder.

Estamos en un mundo 24/7, y exigimos respuestas inmediatas.

Simplemente, hay que conectar ambos servicios, crear el o mensaje automático para que se dispare al recibir el pago, y ya tenemos automatizada nuestra venta para cualquier hora del día, todos los días del año.

Para tranquilizar entonces a tu cliente, después de la compra recibe un mensaje de agradecimiento y con el enlace de descarga nuevamente, y con todos los detalles relativos a la compra y cómo sigue el proceso.

Esta sería una de las formas más económicas Y SENCILLAS para vender tu producto o servicio, y además son herramientas que con seguridad ya contás, puesto que son básicas a cualquier negocio no solo online, creo que esto ya es casi obligatorio incluso para negocios offline. No tenés excusas para comenzar.

Lo principal, es que los sistemas que uses puedan conectarse.

Aweber + PayPal es posible
MailChimp + Paypal es posible
… etc, en general TODOS estos sistemas pueden conectarse.

Pero si no ves una forma de integración entre tu pasarela de pagos y tu servicio de email marketing, tal vez puedas encontrar una forma de integrarla con Zapier y automatizar este paso.

El que veo más complicado en estas integraciones, al menos con las plataformas más conocidas de autoresponders, es Mercado Pago. Si tenés tu cuenta de Mercado Pago Brasil (según me respondieron en Twitter, este plugin sirve también para las cuentas de MercadoPago de todos los países 🙂 ), hay una aplicación que te facilita este proceso: Pluga.co

Sólo a modo de información:
Otra opción que me dieron desde MP Argentina para email marketing, que se integra con ellos, es Meil.
Aquí está la lista de Partners de MP aunque te aconsejo primero contactarlos y preguntarles:
https://partners.mercadopago.com/

Carritos de compra

Un paso más avanzado, serían los carritos de compra o plataformas similares, que integran en sí mismos el proceso de pago, la descarga del producto, y hasta el mail de descarga.

Los hay de lo más variados, algunos hasta cuentan con su propia pasarela de pagos, aunque la gran mayoría lo que ofrecen es integración con la pasarela de pagos que uses (PayPal, Stripe, 2 CheckOut, es decir, internacionales).

Incluso también hay algunos que te brindan la posibilidad de crear tu membresía allí mismo, y otros te permiten crear tu propio sistema de afiliados.

Los hay desde muy caros (sobre todo para nosotros los latinos), a alguno de pagos mensuales muy accesibles.

También debés ser cuidadoso en la elección: algunos sólo te permiten el pago de productos digitales, pero no servicios por ejemplo.

En cuanto a lo económico, en algunos el dinero es inmediatamente tuyo, en otros pasa que el lapso para hacerte con el dinero de las ventas, puede llegar a pasar de 24 a 48 horas.

Los más usados

Si bien cumplen la función de una venta “aceitada”, las funciones y costos varían, siendo algunos más simples y otros muy completos y complejos.

Se pueden usar solos o integrados con tu sitio, con una web hecha en wordpress y plataformas de email marketing.

Algunos ejemplos, pues realmente hay opciones para todos los gustos:

Simples y livianos

e-junkie: fue un gran favorito, super accesible y si bien nunca lo hubiera podido catalogar como user-friendly hasta hace un tiempo, cumplía con su objetivo. Años sin cambios en su apariencia, sobre todo cuando apareció competencia con mejor estética y facilidad de uso, lo fueron dejando atrás. Pero aún continúa siendo una buena opción, sobre todo es un producto muy confiable, y se ha modernizado bastante.

Con e-junkie podés vender tus productos y manejar tu sistema de afiliados.

Enlace: e-junkie.com

SendOwl: Tengo debilidad por los búhos y lechuzas (¿no son de lo más tierno que hay? Y no, nunca voy a entender la diferencia entre ambos ?) así que este sitio me encanta jejej Su punto fuerte es su diseño, super agradable.

Es específico para productos digitales, si bien también te ofrece la posibilidad de gestionar afiliados y alojar tus archivos descargables. Podés vender tanto productos, como suscripciones y membresías. Brinda la posibilidad de Upsells y de embeber el checkout en tu propio sitio. En fin, la verdad está entre los mejores, otra niña bonita del ecommerce junto a Gumroad 🙂

Enlace: SendOwl.com

DPD: sus iniciales significan Digital Product Delivery. Está en la línea de Gumroad y SendOwl, muy completo. Te permite vender no solamente tus productos digitales, sino también servicios. Al igual que e-junkie, permite crear tu sistema de afiliados. También ofrece la facilidad de crear membresías y entrega de contenido programado.

Enlace: getdpd.com

Gumroad: se volvió muy popular rápidamente. La “niña bonita” por la que muchos dejaron e-junkie. Y es que es atractiva hasta para el comprador, yo me pongo contenta cuando veo que tal o cual cosa que voy a comprar, me manda a Gumroad 🙂 Si bien la experiencia del comprador es algo primordial para tener muy en cuenta, para el vendedor algo en lo que sobresale esta plataforma es la “simplicidad”, es muy fácil comenzar a vender.

Su punto fuerte, es que podés crear una especie de landing page para tus productos, e incluso para aquellos gratuitos o con costo cero, podés comenzar a recolectar emails de suscriptores. (No es el tipo de landing page que podés crear con un sistema específico, del tipo que podés crear con OptimizePress o LeadPages obvio, pero sí lo suficientemente llamativo, simple y fácil).

Está pensado para creativos, pues otra característica es la posibilidad de crear claves específicas -“license keys”-, con lo cual se hace difícil compartir los accesos a las obras, ya sea ebooks o software por ejemplo, con lo cual te brinda seguridad. También podés dar la posibilidad de dar a acceso a tu producto por un tiempo determinado (en el sentido de “alquilar”).

Enlace: Gumroad.com

SELZ: no es un carrito propiamente dicho, sino más bien un sitio que te permite crear tu tienda, y de acuerdo con el plan mensual que elijas (tiene incluso una opción gratuita) se van agregando funcionalidades, como la de carrito. Es muy económica y completa la versión full.

Lo traigo a colación, más que nada por el hecho de que tiene su propia pasarela o sistema de pagos, es decir, que si no tenés PayPal -por cierto, PayPal no está disponible en su versión gratuita-, o 2 CheckOut, podés cobrar con tarjetas de crédito usando su propia plataforma como cuenta merchant. Me parece interesante porque cada tanto surge el tema de PayPal y su imposición a crear una cuenta, sobre todo en América Latina, y entonces esta opción se hace cuanto menos atractiva.

Enlace: Selz.com y Selz.com/es la versión en español

Eso sí, los sistemas hasta acá nombrados, tienen una gran limitante y es que no brindan muchas integraciones si luego querés vender con un plugin de ecommerce o membresía, así que como siempre, hay que cuidar estos detalles al momento de elegir.

“Pesos pesados”

Los pesos pesados del “todo en uno” en ecommerce que merecen un capítulo aparte, pero hoy daré un pantallazo como para que los veas como opción si tu negocio está en una fase con muchos leads y clientes, en el que entonces te pueden solucionar tus ventas y marketing, al tener todo integrado y te convenga económicamente.

Siempre teniendo en cuenta que no son para cualquiera, especialmente por la inversión mensual elevada para mantenerlos.

1ShoppingCart: se me pianta un lagrimón. Una de mis armas de mis comienzos. Lo usaban mucho mis clientes y por lo tanto me especialicé e hice varios cursos en esta plataforma. Sin embargo, no se agiornó a tiempo, sumado a que era “caro”, y comparado con Infusionsoft era mucha la inversión para lo que ofrecía… recuerdo que fue un escándalo cuando subieron 20 dólares la cuota, que llegaba así a los 120 dólares al mes, y muchos decidieron pasarse a la competencia, a pesar de la alta curva de aprendizaje que demandaba.

Pero pasemos a sus casracterísticas, que es lo que nos importa:

Es muy fácil gestionar los productos, descuentos, cambiar los enlaces de los precios, de las páginas de los productos, de gracias, etc. Podés además mostrar los productos relacionados para impulsar más ventas, y si bien en general se usa para productos digitales, la realidad es que podés vender lo que quieras: productos físicos incluidos pues se puede crear una tienda con catálogo para tu mercancía.

También ofrece sistema integrado de email marketing, con autorespondedores y posibilidad de contactar a los clientes individualmente.

Permite la integración con PayPal y 2CheckOut, como así también con cuentas merchant (es decir, si gestionaste aparte con los bancos para poder vender con tarjetas), y también podés vender offline y agregar el cliente de forma manual.

Gestión de afiliados es otra posibilidad con 1ShoppingCart.

Enlace: 1ShoppingCart.com

InfusionSoft: Este es mucho más que un simple carrito de compras, en una solución de Ecommerce en un sentido amplio, en combinación con gestión de clientes y marketing, es eso lo que lo hace tan poderoso.

Es un centro desde el que se maneja el email marketing, marketing multimedia (correo directo, sms, llamadas telefónicas), carrito de compra, CRM y afiliados. También brinda espacio para la descarga de productos digitales, y la entrega programada de material para un curso online y también membresías.

Su gran debilidad es la complejidad, al punto que en el mundo anglo le dicen “confussionsoft”.

Y es que las posibilidades son tantas, en cuanto a la automatización y generación de etiquetas y reglas, que podés terminar con un funnel complicadísimo e imposible de entender y simplificar o limpiar si no te das el tiempo o no das con la gente indicada (por cierto, mi socia Paola y yo te podemos ayudar con Infusionsoft aquí 🙂 ). Pero es un sistema sumamente robusto, ideal para un negocio ya establecido que necesita automatización para no perder leads ni ventas, y mantenerse organizado.

Al igual que 1ShoppingCart, sirve tanto para productos digitales o físicos; y se integra con diversas pasarelas de pagos.

Enlace: Infusionsoft.com

Y en la misma línea:

Ontraport: La competencia de Infusionsoft, que en un momento fue más económica, por lo menos no tiene la inversión inicial, aunque en el costo mensual es similar, más ahora que la plataforma nombrada arriba tiene planes más accesibles.

Infusionsoft pone el énfasis en los pequeños negocios, y si bien el target de Ontraport es el mismo, está más enfocado en la parte de membresías y cursos online como se puede observar en su página de inicio.

Lejos quedaron los días de Office Autopilot (así se llamaba en sus comienzos) como plataforma de email marketing, completa eso sí, pero nada comparable a lo que es ahora en cuestión de completa automatización, con secuencias de autoresponders, 1-click upsells, gestión de afiliados, se integra con pasarelas de pago, pero además te permite crear landings, páginas de gracias, y páginas de venta con plantillas modernas, casi al nivel de LeadPages me atrevería a decir.

Y lo mejor de todo es que las podés integrar con tu WordPress fácilmente. También cuenta con con integraciones para crear membresías y cursos.

Y no solamente se integra con WordPress, con plugins, sino que también con plataformas como Teachable de las que te hablo a continuación más abajo.

Al igual que Infusionsoft, el servicio de atención al cliente es de primera, siempre dispuestos a ayudar.

Enlace: Ontraport.com

Me gustaría añadir aquí a un nuevo competidor:

ActiveCampaign: similar a los 2 anteriores, aunque en general se lo ve más como plataforma de email marketing. Combina CRM con Email Marketing, con un precio ventajoso, facilidad de implementar y comenzar a usar, y cuenta con las funcionalidades de etiquetas y secuencias de mensajes automáticos, e incluso seguimiento de abandono de carritos.

Enlace: ActiveCampaign.com

PÁGINAS DE CHECKOUT

Vienen a cubrir un vacío entre los (llamados por mí) livianos y los pesos pesados, por el precio están en el medio, o casi iguales en los planes de inicio.

Tienen el detalle, único casi, que le da poco menos que perfil de herramienta obligada: la página de ordenar el producto, es decir el clásico checkout, tan vital para conseguir ventas.

¿No hacen eso Infusionsoft y Ontraport y algún otro?

Sí, en parte, pero estas páginas de checkout funcionan como una combinación de página/botón detallado, en la que tu cliente completará los datos para el pago, ya sea ingresando su tarjeta de crédito o las credenciales de PayPal, pero además podés describir el producto, resaltando las mejores características y hasta poniendo testimonios.

Es un vacío que había, porque lo que te dan estas compañías principalmente es una cuidada selección de plantillas profesionales, de diseño impecable, pensadas para lograr el mayor impacto y los mejores resultados, es decir que alientan la compra, en mayor cantidad también por los upsells allí mismo, y evitar el abandono de carritos.

Funcionan en combinación con las plataformas de pago (es decir, tenés que conectarlas con tu PayPal, Stripe), y si tenés más plataformas como email marketing, CRM, plugins de membresías, etc., cuentan con bastantes integraciones, aquellas más usadas se integran seguro (MailChimp, Aweber, Hubspot, Kajabi, Wishlist, OPMember….).

SamCart: La gran ventaja son sus plantillas de diseño profesional, estudiadas para obtener resultados e impulsar las ganancias con upsells/downsells, y brindan desde la posibilidad de ofrecer cupones de descuento hasta pruebas A/B para ver qué funciona mejor.

Como comenté acerca de este tipo de software, NO cuenta con email marketing o pagos como sistemas propios, sino que se integran con los servicios de terceros ya sea de email marketing, con las plataformas de pago, y hasta con InfusionSoft y Ontraport.

Y si bien alegan soporte multidioma, es decir, que cualquiera sea tu idioma podrás usar las plantillas, esto se hace mediante un plugin. La contra de esta traducción automática, es la siguiente: uno puede agregar el texto en español, sin embargo, si quiere que un botón de la plantilla que dice “buy” quede como “comprar”, hay que activar el plugin, y no puede seleccionar qué partes traducirá, sino que traduce todo lo que ve en inglés y realmente puede llegar a cambia mucho el sentido en ciertas ocasiones.

Un ejemplo: Como sabés trabajo principalmente con coaches que “coachean” colegas en general, entonces, en sus testimonios invariablemente va unida la palabra coaching, ya sea en su identificación como en sus nombres de negocios, cosa que el plugin traduce como entrenadora y entrenamiento, no solamente cambia bastante el sentido en sí del testimonio, sino que queda feo ¡y encima muy poco profesional cuando estamos gastando bastante dinero en este sistema! 😉

Si arreglan esa parte, será genial para nosotros los hispanohablantes.

Enlace: SamCart.com

ThriveCart: No lo iba a poner, puesto que no lo he probado. Sin embargo, como se habla de él decidí que por lo menos entre en la lista por si te interesa investigar más.

Es bastante nuevo, pero ganó muchos adeptos en su lanzamiento. Por lo que leí, es seria competencia para SamCart, sobre todo en por el precio con el que fue lanzado, un solo pago de por vida contra pagos mensuales de SamCart, sin embargo, claramente fue una oferta lanzamiento, una plataforma que quiera sobrevivir y garantizar actualizaciones a sus clientes, tarde o temprano tiene que comenzar a cobrar renovaciones, ya sea mensuales o anuales.

Entre los grandes diferenciales que le adjudican, está el soporte técnico (en SamCart tardan un poco a decir verdad), y sobre todo la posibilidad de usar ApplePay, especialmente pensando en el consumidor móvil. También mayor cantidad de integraciones.

Aclaración obligada: no tienen nada que ver con la gente de los temas, y plugins de Thrive (esos que sirven para crear landings, páginas de ventas, cuestionarios)

Enlace: ThriveCart.com

Clickfunnels: Otro que en realidad tampoco va completamente en esta categoría, de hecho, no es un carrito de compras, y si bien sí entra en la creación de páginas, se centra más en el funnel completo que en el checkout propiamente dicho, pero no quería dejarlo afuera.

Es una plataforma ultra completa en la que tenés todo integrado, marketing con foco en el embudo de ventas, que incluye desde las páginas de captura hasta alojar tus productos, y en su versión más completa cuenta con sistema propio de autoresponder, mensajes, correo directo, sms, pagos, afiliados.

Sin embargo, si estás usando otros servicios y por algún motivo no querés dejar de usarlos, podrás conectar Clickfunnels con tu servicio de email marketing, con pasarelas de pagos, con carritos de compra, etc.

Enlace: Clickfunnels.com

En la parte que estoy desarrollando ahora, que es meramente el carrito de compras, van de mayor a menor en cuanto a los costos, y por supuesto, todo depende en primera medida de lo que necesites, y de lo que necesites luego que crezca con tu negocio o escuela/academia, y muy importante, en qué fase está tu negocio para decidir el tipo de inversión que podés permitirte, porque más allá que los productos más caros crecen con tu negocio, tampoco es lógico hundirte en pagos por funcionalidades que aún no usás o tienen alternativas más económicas. Entonces, evaluá en función de costo y fase actual: ¿recién comenzás? ¿estás avanzado? ¿Es una negocio ya constituido y estable? Etc.

Como comenté, varias de las plataformas que recién cité como carritos de compras, ofrecen también entre sus funciones la parte de membresía que permite crear una membresía propiamente dicha, o incluso cursos.

Sin embargo, comparten los contras que voy a enumerarte ahora con la siguiente posibilidad de vender tu producto, especialmente si es educativo o de entrenamiento: plataformas para alojar cursos, academias, escuelas.

¿Las mayores desventajas? Lo repetiré en el siguiente punto, pero lo adelanto: La obligación de pagos mensuales o cuanto menos, recurrentes, que a veces se hacen difíciles de sostener, sobre todo aquellas más caras.

Si bien con tu hosting y los plugins podés tener costos fijos también, en general no se comparan con este tipo de desembolso.

Sumado a que casi con seguridad tendrás tu hosting para tu web, ese es un pago básico, que muy pocas veces vas a dejar de lado por alguna plataforma completa…

La otra clara desventaja, para mí, es que no tenés plena libertad de decisión sobre tus productos, sos dueño de tus creaciones, pero para todo lo demás estás dependiendo de un tercero. Si de repente cambian las reglas, vos te tenés que acomodar, en un hosting propio, simplemente te cambias de hosting con todo a cuestas 😉

PLATAFORMAS EXTERNAS PARA ALOJAR Y VENDER TUS CURSOS

Un paso más adelante, por ser más específicas para el tema que ocupa y preocupa a muchos últimamente, están las plataformas creadas para brindar cursos. En algunas, como Kajabi, no necesariamente debe ser un curso, bien podés vender un descargable digital. Pero en sí podríamos definirlos como portales de entrenamiento.

¿Qué ofrecen ellas comparando con nuestro propio espacio en nuestro WordPress -en hosting propio-?

Primero que nada, como te comentaba al principio, si no sos muy techie, te quita no solo el peso de contratar a alguien que lo haga, sino también el peso de muchas decisiones 😉 En general estas plataformas te olvidás de dolores de cabeza como qué hosting contratar, con qué características, WordPress o algún otro CMS, hasta del dominio (aunque es preferible que puedas tener un dominio aquí también), dónde alojar mis videos, dónde alojar mis PDFs, mis audios, etc.

Todo te lo brindan estas plataformas.

Más todavía: te olvidás de todo lo relacionado con la parte técnica el lanzamiento, como dónde o cómo crear tus páginas de ventas o carritos de compra, porque el mismo sistema te lo brinda, y así como también te brinda la integración con tu sistema de pago, y también la pasarela propia de ellos.

Además siempre podrás comunicarte con tus alumnos/clientes usando esa plataforma, si bien es recomendable que cuentes con un sistema de email marketing, estás cubierto. Es más, Kajabi ahora te brinda también un sistema robusto de email marketing en este sentido.

Entonces, entre los beneficios de estas plataformas podemos contar:

– Facilidad para armar tu escuela o producto

– Simplicidad y rapidez para crear tus cursos

– Posibilidad de alojar tu material

– Posibilidad de crear tus páginas de ventas allí mismo

– Integración con los sistemas de pagos y/o pasarelas propias

– Integración con plataformas de email marketing – emails desde la propia plataforma de ellos

– Automatización

– No tenés que encargarte de la parte técnica, los desarrolladores se encargan del mantenimiento, actualizaciones y demás.

– Crear tests (en el caso de Teachable solo cortos y sencillos, en otros más completos)

– Casi todas tienen una versión gratuita, muy limitada, pero perfecto para empezar y probar 🙂

Contras:

Algunos puntos en contra ya lo nombré en un  punto anterior. Parece poco comparando con el peso que te quitan de encima, pero estos puntos no tan positivos, pesan mucho en la ecuación final.

– Pagos mensuales o comisiones por ventas, que pueden volverse onerosas.

– En general cobran por “escuela”, si tenés cursos diferentes, tendrás que pagar por cada uno.

– Poca flexibilidad: muy poca, extremadamente poca te diría. Si bien te dicen que podés hacerlo, no va más allá de colores y fuentes. Unas pocas tienen tempates variados. Con las demás, podés terminar un diseñador que logre diferenciar tu curso/escuela de los demás.

– Son todas muy parecidas con las escuelas y cursos de colegas y competencia, y más si usás la plataforma para varios cursos.

– Dependés de un tercero. Esta es la principal contra que yo le encuentro. Es lo mismo cuando veo personas creando sus negocios con base en las redes sociales, muchos muy exitosos, pero siempre a merced y riesgo de los cambios que dispongan otros.

– Si dejás de pagar, cancelás tu cuenta, perdés todo lo hecho. Es decir, podés descargar tu material (o deberías tener al menos una copia de respaldo guardada aparte), pero tendrás que volver a crear todo el trabajo de landings, subida de material, integraciones, etc. en tu nueva plataforma.

EJEMPLOS DE ESTAS PLATAFORMAS:

Kajabi: La más cara y también la que brinda mayores funcionalidades, como por caso amplia variedad de plantillas de excelente diseño. Inclusive tenés mucho para elegir en cuanto a Squeeze pages (para captar suscriptores), para la comunicación, un sistema integrado de email marketing en el que podés programar emails masivos y autoresponders (mensajes automáticos), es decir, podés comunicarte tanto con prospectos como con alumnos.

Es más, podés crear tu propio blog en dicha plataforma.

En suma, podemos decir que Kajabi es un centro de marketing en sí mismo, donde alojás tus productos digitales, ya sea ebooks, cursos, membresías y prácticamente no necesitás nada más. Por cierto, también tiene la posibilidad de ofrecer upsells.

Enlace: NewKajabi.com

Teachable: super user-friendly. Literalmente en minutos podés tener listo el material de tu curso… ¡al mismo tiempo que la página de ventas!

Sí, cómo lo leés, pues mientras vas ingresando los datos, el programa te va armando la página de ventas con la presentación, tu bio, y el temario o índice del curso, super práctico y rápido si ya tenés todo preparado.

Eso como lo mejor, luego, es esa misma simplicidad la que hace que todos los cursos que ves allí sean iguales, lo único que podés ver diferentes son los colores, y alguna fuente o tipografía distinta, pero para ser honesta, son pocas las fuentes a disposición.

Por supuesto, tus imágenes serán lo que diferencie a tu producto, pero incluso dentro de cada curso que hice en esta plataforma, la sensación es que todo es igual.

De todas formas, al ser tan usada es como un referente “cool”.

Lo bueno es que tiene un plan gratis (sin límite de tiempo), por lo cual podés lanzar tu curso inmediatamente y probarla.

También dispone de su propia pasarela de pago, o bien podés conectarla a PayPal o Stripe a partir del plan Professional, que es también el plan a partir del cual recibís tus pagos de inmediato.

Esto tiene su contra: en el plan gratuito y en el básico, tus ventas no se liberan inmediatamente, sino que luego de un mes recibís el dinero, con las comisiones ya descontadas.

Y algo nuevo que está genial: ¡agregaron una página de checkout! Sí, como en el punto anterior, en el estilo de SamCart, aunque en Teachable alegan que la suya es la mejor en cuanto a conversiones.

Es decir, podés crear 3 páginas: Página de ventas, página de checkout, y la página de gracias.

Enlace: Teachable.com

Thinkific: Al igual que Teachable, ofrece una versión gratuita, pero a un costo 10% (porcentaje) de venta. Es decir, no pagás, pero cuando vendés, ellos se quedan con una comisión del 10 % de esa venta.

Dicho esto, sigue siendo un buen negocio si tus ventas son esporádicas.

Thinkific tiene una apariencia exquisita, elegante sería la palabra más apropiada, y las opciones para tu material son mayores que en Teachable también, como por ejemplo encuestas (que en Teachable podés embeberlas desde Google Forms de todas formas, no es nada grave), exámenes y cuestionarios largos. Los pagos por tus ventas van inmediatamente a tu cuenta, sin necesidad de espera.

En cuanto a la subida de información y material, es igual de sencillo y rápido en todas las plataformas, y esta no es la excepción. Incluso está la opción de crear tu video allí mismo, sin necesidad de más herramientas, tan sólo agregando voz a una presentación en PowerPoint o Keynote.

Podés terminar la lección con un examen, distintivo y certificado de finalización.

En cuanto a las páginas de venta, son modernas y con varias plantillas para elegir. ¡Hasta podés poner un botón con pop up para que se vea un video!, algo que ni todas las plantillas de WordPress tienen 🙂

Existe también la opción de customizar con HTML y CSS.

Enlace: Thinkific.com

Ruzuku: Desde el punto de vista estético, es la menos atractiva, y probablemente la menos personalizable, los colores son básicos y casi 2.0 jajaj nada moderno. Aunque han modernizado mucho su página de inicio, debo decir.

Sin embargo, a las características similares a los anteriores en cuanto a los servicios que brinda, se le agrega la posibilidad -única entre estos sistemas- de crear tus propios eventos en la plataforma, ya sea en forma de teleconferencia o video (webinars). Esto la hace una favorita entre los coaches.

En el caso de la teleconferencia, facilidad incluida en todos los planes, pero otra vez, es algo que llamaríamos antiguo, tipo Instantteleseminar, al menos el de hace un par de años, en el que se da una presentación y la conversación vía teléfonica (o desde el propio sistema). Es decir, no se pueden ver las caras, ni mostrar pantalla.

Al finalizar la sesión, automáticamente se genera el mp3 y el PDF de la presentación (en el caso de haberla, sino hay, solo el audio en mp3).

A partir del segundo plan (Up-and-Comer), también incluye los webinars, en el que una vez terminada la clase en vivo, automáticamente se generará el video en mp4.

En el caso de las páginas de ventas, estas son simples, limpias, pero nada atractivas, muy quedadas en el tiempo.

Al igual que Kajabi solo ofrece 14 días gratis para probarla, y con limitaciones.

(Aunque en Kajabi, si te anotás en el desafío de 28 días, podés usar la plataforma durante 28 días sin cargo para probarla).

Enlace: Ruzuku.com

 

VENDER TU CURSO CON WORDPRESS = SER DUEÑO

Con todos estos puntos positivos me imagino que me preguntarás, pero entonces ¿para qué complicarme con WordPress?

Y te entiendo, de hecho, ves gurús millonarios que adoran esta alternativa, vuelvo a repetirte, cada uno conoce sus debilidades y fortalezas, tiene sus tiempos, sabe del capital que dispone, y la verdad que la simplicidad que te brindan estas plataformas es algo difícil de opacar.

Y entonces, ahora pasamos al punto crítico de la pregunta original: ¿porqué habiendo tantas opciones, e incluso gente que paga plataformas tan caras como Infusionsoft que brinda esta alternativa, aún hay quien elige crear su membresía o vender sus productos en WordPress?

Básicamente, porque así como puede que debas invertir mucho tiempo si no sos muy amigo de la tecnología, también tenés una mayor capacidad de acción y decisión, así como un control casi total con respecto al producto.

¿No sabés hacer algo? Contratás una asistente virtual técnica, un desarrollador, un diseñador… y lo tenés.

¿Querés un diseño en particular? Miles de plantillas y plugins a tu alcance para lograr el “look & feel” que deseás.

¿No sabés cómo agregar tu botón de pago o dejarlo más llamativo? Hay un plugin para eso.

¿No funciona el plugin que querías? Se reemplaza por otro similar y mejor.

¿Necesitás una integración? Seguramente podrás encontrar un tercero que te provea de alguna forma de conectar y solucionar.

Pero, incluso podés hacerlo tan simple como agregando una página en tu web hecha en WordPress, ¡y poniéndole tan solo contraseña! Cero técnica, no lo aconsejaría, pero es posible.

De hecho, hay gente muy conocida con mucha experiencia en WordPress, pero MUCHA en serio, y añares vendiendo cursos ¡que continúa haciéndolo así! Seguramente cultivadores del dicho: si no está roto, para qué cambiarlo 😉

Si les da resultado, ¿por qué cambiar y complicarse?

A pesar de esto, insisto en que no lo aconsejo, sobre todo porque la alternativa puede sonar complicada, pero con la persona indicada (como *moi* sin ir más lejos jijiji) se simplifica, se da una mejor imagen, más seria, más profesional, y más segura (para vos y tus alumnos/clientes).

¿Y cómo vender con WordPress? ¿Y cuál es el mejor plugin para ello entonces? Eso será material de un próximo artículo 🙂

Contactame aquí para crear tu tienda, escuela o membresía >>

Marcela

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *