4 “P” para crear tu producto




Claves para crear tu producto y su eslogan

4 Claves para Crear El Eslogan que Venda Tu Producto

Cuando creás tu producto o servicio, hay 3 cosas que debés conocer de tu futuro cliente. Y para que pase de prospecto a cliente real, existe otra “P” a agregar. ¿Sabés cuáles son estas Pes?

En este caso, vamos enfocarnos en ellas para crear un producto que sea fácil de vender a las personas correctas, y para ello aprovecharemos estos puntos para también crear el lema o eslogan.

Si bien el énfasis está puesto en la idea de vender, es importante aplicarlas también para tu producto gratuito porque será el que atraiga a las personas que luego querés que compren, por lo tanto, debés tener tanto cuidado con él, como ingreso a tu funnel, como el resto del proceso, cuando crees el Producto o Programa a vender.

Debés tener siempre en mente las 3 primeras, así como también tener presente en todo momento las transformaciones que ofrecés con tus productos o servicios.

Esto te mantendrá enfocado en buscar a tus clientes ideales, brindando el servicio y conocimiento que mejor sabés dar, y vendiéndolo bien porque está dirigido a las personas indicadas  🙂

Las bases para crear tu producto

1 – PERSONAS

QUIÉN ES TU AUDIENCIA. ¿A QUIÉN ESTÁ DIRIGIDO TU CURSO O PROGRAMA?

Es básico, pero también muy difícil. Sobre todo, al crear el primer paso que es el lead magnet, freebie, carnada gratuita, gancho, cualquiera sea el nombre con que lo encuentres 😉

Aunque sea un recurso gratuito, que regales, influye en el resultado final de tu funnel: si atraés a la audiencia equivocada, tus resultados no van a ser buenos. Y hasta te van a acarrear un lastre económico, si pasás determinado límite de suscriptores que no redundan en beneficio, que no te compran en el porcentaje esperado, y tenés que pagar más en tu plataforma de email marketing, CRM, etc.

Es igual de malo si no pensás en tu audiencia, o no la conocés bien, al crear tu programa o curso online, ni siquiera llegarás a la etapa previa de en la que quieran testear tu producto. Y ni hablemos si pasaste directamente a la etapa de venta con el producto completo: no venderás lo suficiente.

¿Cómo saber quién es tu audiencia?

La forma más fácil, y un primer paso, es ver entre tus seguidores, los que te leen, los que comentan en tus redes.

Luego hay que hilar más fino, ver quiénes son tus clientes, y más específicamente, tus clientes ideales: aquel que te necesita y puede – Y QUIERE pagar – por tu programa o producto.

Si recién empezás: ¿cuál es la gente que se siente más atraída hacia vos y tus consejos?, ¿cuál es la que se acerca a vos para pedirte tips?

Por ejemplo, en mi caso y el de mis clientes, son coaches, mentores, consultores, autores, expertos, gente que tiene un conocimiento, un mensaje que compartir con el mundo, en forma online, y tratan de saber cómo hacerlo.

ENTONCES, ES IMPORTANTE SELECCIONAR TU AUDIENCIA. PREGUNTATE: ¿A QUIÉN QUIERO SERVIR?

Me refiero a quién es tu audiencia ideal, pensando en tus potenciales clientes, aquellos con quienes querés trabajar y tienen los medios para contratarte o comprar tu producto.

Pensá en las cosas con las que está luchando, cuáles son sus obstáculos, qué es lo que puede estar buscando y necesitando.

2 – PROBLEMA

Tu cliente quiere la solución a un problema, ese será el motivo por el que compre tu producto o programa.

Pensá entonces:

¿Por qué necesita tu producto? ¿Por qué lo buscaría? ¿Qué quiere lograr o alcanzar ese cliente potencial? Saber con qué está lidiando tu mercado objetivo te guía para entregarle la solución que está esperando, la ayuda que necesita.

Así no movemos todos, en general pasamos a la acción cuando queremos salir de algo que no nos deja estar tranquilos.

Es esencial saber por lo que está pasando tu audiencia, qué problema es el que lo tiene desvelado.

Y este problema pensalo verbalizándolo con sus propias palabras: fijate en cómo se refieren a lo que les pasa: ¿qué dicen? ¿QUÉ PALABRAS USAN?

Prestá atención a sus comentarios en los emails que recibís, pero también fijate en los grupos de pares en los que están involucrados, foros donde se mueven, buscá y anotá esas palabras y frases. ¿Qué preguntas se hacen entre ellos? ¿Cuáles son las más repetidas?

Incluso preguntales directamente (en persona y en esos foros o grupos) cuál es la mayor preocupación que tienen, cuál es tu mayor obstáculo ahora mismo para lograr lo que quieren.

Cuanto más directo mejor: Hacé la pregunta guiándolos sobre tu tema.

 

¿Cuál es tu mayor problema con  [TU TEMA]  ?

 

Aunque estés en foros con temática afín, no te sirve de nada si te responden que su mayor problema es el estrés con en la educación de los hijos si tu tópico es la tecnología en los negocios 😉

Si bien por ahora no vas a hablar de tu curso, sí preguntales el problema que tienen con el asunto con el que vas a trabajar, la base de curso o producto digital.

¡Creá tu encuesta para saber! Distribuila entre tu lista, en tus redes y entre los grupos o comunidades a las que te hayas inscripto en donde está tu cliente ideal. Solicitales su ayuda para poder ayudarlos.

Preguntá y fijate qué es lo que tu público objetivo te dice.

Luego podrás pasar a la siguiente P.

3 – POSIBILIDAD

La posibilidad pensada en términos de cuál será su nueva realidad una vez que se decidan por tu ayuda (curso o programa):

¿Qué resultados mostrará su negocio? ¿cómo impactará en su vida?

La pegunta que subyace es: cómo se imagina su vida SIN ESE PROBLEMA, como será su vida una vez que logre lo que busca, una vez que elimine ese obstáculo de su camino (a través de tu producto).

Preguntate con respecto a tu audiencia, y preguntale a tu cliente ideal: ¿cuál es la realidad que está buscando? ¿Qué sueña, qué “cela” o “envidia”? ¿Qué es lo que desea lograr o crear?

Por ejemplo, en el caso de mis clientes: son emprendedores que quieren ir más allá en su negocio, lograr la libertad y cumplir su misión atendiendo a varias personas al mismo tiempo, por eso crean productos y programas que puedan alcanzar a muchas más personas sin importar horarios ni distancias físicas ni fronteras.

Su realidad en general es que se siente atrapado en el coaching 1 a 1, pero la POSIBILIDAD de escalar su negocio a uno de programas grupales que no dependan tanto de él en persona, existe, está y es a lo que aspira, y a lo que yo lo ayudo a lograr con la parte técnica.

¿Qué anhela tu cliente?

¿Qué posibilidad ambiciona?

Es a esa posibilidad al lugar donde lo podés llevar con tu producto.

Estate atento a esa fantasía posible que busca, y anotala.

Emparejala con la transformación que brinda tu curso: transforma esa posibilidad en nueva realidad.

Aquí, en este punto, es donde debés estar muy claro acerca de la transformación que tu seguidor o cliente puede obtener con tu ayuda (con tu freebie, con tu programa o con tu curso online): transformación personal o en su negocio.

4 – PROGRAMA/PRODUCTO

Aquí entra el producto que ofrecés, ¿qué brinda?

Cómo ayuda, DE MANERA ESPECÍFICA, a llevar a la gente a donde quiere estar, ¿cómo hace que se mueva de su realidad actual a la nueva que busca? ¿Cómo sale del problema a concretar la posibilidad?

Escribí las formas en que entregás esa transformación:

Tu producto o programa, ayuda a la gente a lograr qué, a hacer qué, a tener qué.

No es el nombre del producto, es la descripción del o los puntos en que se enfoca tu programa.

Algunos ejemplos: lanza tu producto al mercado, crea tu producto o servicio online, crea tu programa grupal a partir de la experiencia de programas 1 a 1, enseña a crear seminarios online, crear paquetes de servicios con tu trabajo…

Y estas 4 Pes, en definitiva, es lo que será el eslogan de tu producto, el manifiesto de la transformación que tu cliente logrará con tu producto.

El resultado será algo así:

Este producto está creado para coaches, consultores y expertos [PERSONAS], salir de la trampa de las consultas de 1 a 1 [PROBLEMA], para lograr la libertad en su negocio [POSIBILIDAD], creando programas grupales online rentables [PROGRAMA/PRODUCTO].

Y esta “declaración” de tu producto, te sentará las bases del mismo y te dará los fundamentos para luego crear todo el material para la venta de ese programa:

  • Te ayudará a centrar tu curso en el problema y posibilidad de tu cliente
  • Te ayudará a escribir cartas de ventas con mejores resultados
  • Te ayudará a crear textos de marketing irresistibles
  • Te ayudará a crear avisos pagos con un target bien enfocado, que se traduce en menor costo y mayor conversión de ventas
  • Te ayudará a atraer aliados estratégicos para la promoción

En sí, saber quién es tu audiencia, conocer su problema, sus aspiraciones y propósitos, es de vital importancia para la supervivencia de tu negocio. Y crear productos y servicios a partir de este conocimiento, te llevará a los mejores resultados.

Basado en un video de Jeanine Blackwell

Contactame aquí para comenzar a crear TU PROGRAMA ONLINE >>

Marcela

 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *