Necesitas una Asistente Virtual para tu negocio; 4 fortalezas y 3 razones para decidirte

Permítanme comenzar con una introducción al hilo de la actualidad. La llegada de Google + se consolida de forma vertiginosa como la nueva forma de hacer Internet.

Iniciamos el ciclo de cambio de paradigmas asociadas a las estrategias de marketing en los medios sociales y buscadores, pero también un ciclo en el que la principal relevancia la da la influencia y ésta, únicamente es alcanzada por la importancia del ¿Quién soy?

En este aspecto, recoger la prestación de servicios centrados en el soporte, específicamente en áreas de gestión y administración así como de interacción en los medios sociales, encuadrados en la prestación de servicios de una Asistente Virtual, comienza a consolidarse como una de las profesiones en alza.

Dentro de las  fortalezas que para su desarrollo profesional aporta la contratación de una asistente virtual, destacamos

  • Prestación de servicios en la modalidad de outsourcing y por lo tanto, óptimos costos para los clientes.
  • Cobertura en el área empresarial a nivel global; idiomas, diseño, mantenimiento de portales Web, administración y gestión de actividades, organización de eventos y un largo listado de especialidades imprescindibles para su negocio.
  • La contratación de una VA supone la apertura a nuevas áreas de negocio, la innovación constante y el establecimiento de una alianza basada en la eficiencia del win-win.
  • Por último, y no por ello menos importante, una VA es un satélite para su empresa, le ayuda en la toma de decisiones y busca las mejores alternativas un beneficio común.

De las ventajas de contrata una VA se desprende la evolución de la red, de igual forma que nos centramos en un SEO más social, dejamos ligeramente al margen a los Community Manager y su elevado –aunque aún incierto- auge, para centrarnos en una profesión de la que sin duda, se hablará mucho durante ésta nueva era en la Nube.

1. Las empresas se están dando cuenta que idioma, ubicación y cultura, son variables que integradas en su modelo de negocio aportan valor agregado y eficiencia.

2. La flexibilidad al servicio de los servicios (valga la redundancia) es otra de las cualidades mejor valoradas por las empresas que contratan los servicios profesionales de una VA o Asistente Virtual.

3. Elimina la necesidad de seguir ocupando lugares físicos, la “oficina” deja de ser relevante y la eficiencia  y ahorro de costes que supone para las empresas el uso de las nuevas tecnologías para sus reuniones y proyectos, es tan determinante que las VA se transforman en elementos eficientes y óptimos para este ciclo de innovación empresarial.

Finalmente una reflexión que nos encanta… ¿qué hacemos con los Community Manager que han florecido alentados por el brillo esplendoroso de Facebook y que se encuentran con un entramado en el que son las personas las que dotan de relevancia a sus negocios?… estamos transitando por un momento de mutación… de los Community manager a las VA, donde se ha demostrado la eficiencia de delegar las acciones en los medios sociales a quien realmente se ha transformado en el microempresario que hace crecer su negocio, que es finalmente lo que desempeña una Virtual Assistant eficiente.

Aunque eso será tema para otra reflexión…CM vs.VA… suena interesante.

Carolina Velasco

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *