6 puntos para elegir tu carrito de compras (Shopping Cart)

6 puntos clave para elegir tu carrito de compras

Una de las decisiones más difíciles cuando comenzás la aventura de tu negocio online, con la idea de vender tus productos de información digital a través de tu sitio web, es la elección de tu proveedor de ecommerce: en especial, qué pasarela de pago elegir, qué carrito de compra contratar… son decisiones que suelen convertirse en verdaderos dilemas.

Es que es entendible, elegir un carrito costoso puede convertirse en una carga pesada si tus productos no tienen altos precios o salida, y a la vez una elección basada sólo en el lado económico, puede crearte problemas con tus clientes y hacerte perder ventas y dinero. Con lo cual se cae en un círculo vicioso del que es difícil recuperarse.

Para ayudarte un poco con la decisión, te doy 6 tips para asegurarte una buena elección de la plataforma o sistema de tu carrito de compras, ya sabés, el correcto para TU negocio.

1- Pensá en tus objetivos a largo plazo

Tener un sistema que crezca con tu negocio, es vital para tus objetivos a largo plazo, especialmente si estás planeando lanzar más productos y servicios en el futuro, algo que si sos coach o consultor harás con toda seguridad, pues es la base de tu negocio.

Si este es tu caso, querrás que tu plataforma de shopping cart, la que elijas, no se convierta en un dolor de cabeza cuando comiences a agregar productos, programas, cupones de descuento, autorespondedores para cada uno de esos diferentes productos y servicios, etc.

Querrás hacer todo esto de manera fácil y rápida, sea un crecimiento gradual o explosivo, tu preocupación debe pasar por crear tus nuevos servicios y productos, no si tu plataforma te permitirá adicionar nuevos ítems sin problemas.

2- ¿Qué tan sencillo es dejar lista la plataforma, su implementación y gestión?

Como siempre les digo a mis clientes, sí, vos me tenés como tu VA, pero debés tener cierta noción de lo que contratás o pagás: aprender a manejar tus sistemas es imprescindible como dueño de tu negocio, aunque nunca tengas necesidad de aplicar esos conocimientos porque tu asistente se ocupa de ellos.

Entonces, poniéndote a hacer las cosas por vos mismo: ¿Podés agregar productos fácilmente sin ayuda, o por el contrario es casi física cuántica agregar un código de descuento? Bueno, exagero sí 😉 pero si siempre dependerás de una Virtual Assistant o programador para los más mínimos detalles, no es el producto ideal para vos como coach, consultor o profesional independiente.

Tu plataforma no debe requerirte que pases horas al teléfono con el soporte técnico, o que debas desembolsar grandes sumas a tu Asistente Virtual porque el sistema necesita de varios pasos técnicos extras para lograr la integración con tu pasarela de pagos, o simplemente no merecés la frustración de pasar tiempo adivinando cómo poner en marcha tu proceso de pagos para vender tus productos.

No estoy hablando de situaciones como agregar el código HTML del carrito de compras a tu sitio, algo que bien podés delegar a tu asistente o a tu programador, si no de sistemas que no facilitan las integraciones con terceras partes (por ejemplo tu sistema de facturación), y entonces se vuelve un verdadero dolor de cabeza.

3. Aceptar pagos online

En el 2013, vender tus productos y servicios en línea, ya sea que físicos o digitales, es imperativo que tu plataforma de pagos acepte diversas formas de pago online, entre ellas varias tarjetas de crédito (y de ser posible de débito también).

Vivimos en un mundo que exige gratificación inmediata, y tus clientes no son la excepción 😉

Si lo pensamos, esa debe ser la razón también por la cual nos sentimos tan atraídos por los productos digitales, el hecho de saber que con unos pocos clics ya los tendremos. Ergo, los pagos deben poder hacerse de manera instantánea también.

Pensate a vos mismo en la situación, imaginate querer comprar algo en una tienda online, y que para hacerlo tengas que imprimir una factura y enviarla por fax, o escanearla cuando tiene el sello de pagado, o llamar para hacer la compra… realmente, ¿pasarías por todo eso cuando en otro lado todo lo que hay que hacer es ingresar los datos de tu tarjeta? Tu respuesta seguramente será: ¡Sólo que lo necesitara sin alternativa!

NOTA: Sin embargo, tener en cuenta especialmente en nuestros países Latinoamericanos, con parte importante de la población aún sin bancarizar, ofrecer alternativas a la tarjeta es facilitar la compra a tu cliente, aún cuando demande impresiones, escaneos y llamadas telefónicas.

La falta de opciones para las transacciones y dificultad para realizarlas, complotan en desmedro de tu ecommerce y arriesgan tus ventas.

La mejor solución es obtener una MERCHANT ACCOUNT (cuenta comercial para procesar tarjetas), y asegurarte que tu proveedor de estos servicios es compatible con tu carrito de compras o tu plataforma de ecommerce.

4- Costos del sistema de shopping cart

Puede ser un paso en falso ir por la ruta económica, especialmente si no ofrece todas las características y funcionalidades que buscás. Lo barato no es necesariamente ni bueno ni malo, simplemente se trata de corresponder a la mejor manera de vender tus productos online.

Preparate una lista de lo que te gustaría que tenga tu plataforma, cotejala con lo que realmente necesitas (a veces usar PayPal es suficiente), y luego encontrá el servicio que satisfaga TODAS tus necesidades y cumpla con los requerimientos de tu negocio sin ahogarlo con pagos que no cuadran con tus ventas.

5- ¿Facilita la compra a tu cliente?

Asegurate que tus clientes puedan concretar la compra en tu sitio web de la manera más rápida y fácil posible. De igual forma es vital que tenga acceso inmediato a la compra luego del pago.

Si este es el caso, buscá una plataforma que ofrezca la posibilidad de descarga inmediata de tus productos digitales: ebooks, audios, videos, etc.

Y si vendés productos físicos, asegurate que el sistema que elijas pueda calcular gastos de envío e imprimir etiquetas de embarque también.

No dejes que tus prospectos tengan que hacer malabares tan sólo para comprarte, otra vez, si esto ocurre, lo más probable es que pierdas la ventao un cliente recurrente 🙁

6- Autorespondedores y mensajes de seguimiento

Como es sabido, es muchísimo más fácil vender futuros productos a clientes ya existentes; después de todo, ellos ya te conocen y confían en ti y la calidad de tus productos.

Para poder contactarlos y hacer un seguimiento de su compra, necesitás que la plataforma de tu carrito, tenga la capacidad de guardar la base de datos que formarán tus clientes para que luego puedas continuar en contacto con ellos y darles seguimiento.

Los autorespondedores representan la manera ideal de hacer esto: seguí la satisfacción de tu cliente enviándole mails automáticos luego de efectuada la compra, programados cada cierto tiempo, y verificar de esta forma la conformidad con la compra, con tu producto o servicio, estar atento a posibles críticas o requerimientos para mejorarlo.

Y podés hacer esto sin complicaciones si tu sistema de compras cuenta con este ítem entre sus prestaciones.

Tené presentes todos estos puntos en tu mente al momento de elegir tu carrito de compras, ¡y darás con la solución perfecta para tu negocio!

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *