4 tipos de emails que debés enviar a tu lista [#EmailMarketing]

Emails que debés enviar a tu lista [#EmailMarketing]

Seguro te pasó cuando comenzaste: todos te hablan de crear y aumentar tu lista pero no sabés que enviar más allá del mail de bienvenida ¡y a veces ni eso! 😉

También aparecen los temores de escribir bien (practicar y practicar es la solución), de no cansar a tus suscriptores (si tu contenido es bueno, no lo harás), el temor a que se desuscriban (viene emparentado con lo anterior, pero es sano que quien no esté interesado cancele su suscripción y deje espacio para alguien que sí quiera tu información), o peor aún te tachen como SPAM, etc.

Si bien no hay una receta mágica que sea aplicable en todos los casos, definitivamente sí existen prácticas recomendables para sacar el mayor provecho de tu trabajo y esfuerzo de comunicación con tu lista, a la vez que beneficiás a tus lectores. GANAR-GANAR (es decir, que ambas partes logren una ventaja) es la regla de oro que te permite crecer.

EXACTAMENTE qué enviar, cuando y con qué frecuencia

1 – CONTENIDO CON INFORMACIÓN DE ALTO VALOR

Lo mejor para tu primera campaña de email marketing (sea en la forma de autorespondedor o de envíos programados), es brindar al nuevo lector tu mejor contenido, el más efectivo y más rápido de implementar, y por supuesto de manera gratuita.

Esto podés hacerlo a través de:

*una serie de “lecciones” o entrenamiento para lograr, aprender o hacer algo
*Un reporte digital (Un PDF clásico, o si es algo que deban completar e incluso hacer cálculos, puede ser acompañado de un original en Word o Excel)
*Videos al estilo de “Cómo hacerlo”
*Tus artículos del blog

Por supuesto que no quedan limitado a lo expuesto, cualquier otra forma de entregar la mayor ayuda a tu audiencia será bienvenida.

Contenido de alto valor debe entregarse siempre, pero es esencial en las 2 primeras semanas.

Luego, tus entregas deben continuar siendo de alto valor también, vos verás la frecuencia, pero nunca menor a una/mes, mejor cada 15 días o ideal 1 vez a la semana; de manera regular. Apegate tanto al día de envío como al horario, sé que es difícil (de hecho, puedo decir que en casa de herrero, cuchillo de palo, ja). Aunque deberás considerar, desde el principio y cada tanto, ir haciendo pruebas para ver si ese día y horario son los más convenientes, pero de eso hablaremos en otra ocasión 😉

2 – PROMOCIÓN DE Productos, programas y ofertas de AFILIADO

Ofrecer productos como afiliado, es otra manera de ayudar a tu lector o seguidor a la vez que te beneficiás económicamente. Eso sí, siempre y cuando conozcas esos productos de primera mano y puedas dar fe de su utilidad y beneficio.

Ciertamente esta es una regla ineludible para que tu credibilidad no sufra:

Regla #1: Sólo elegir productos u ofertas relevantes para tu lista.

Las promociones como afiliado deben seguir aportando alto valor a tu audiencia, deben estar conectadas con tus propias ofertas, tus propios productos, claro, productos complementarios a tus servicios. Y por supuesto deben ser ofertas que realmente les sirvan, les sean de utilidad.

Estas ofertas pueden caer en alguna de estas 2 categorías:

  • Productos que adores
  • Productos de socios o colegas afines pero no competencia (acordate que complementarios) con quienes acordás promociones cruzadas: vos promocionás sus productos y ellos tus tuyos.

La manera de promocionar esos productos y programas podés hacerlo en forma automática con el autorespondedor (por ejemplo plataformas y software), como parte de tus envíos semanales programados, e incluso fuera de la frecuencia acostumbrada para lanzamientos especiales, sobre todo de programas.

Claro que todo esto debés pesarlo y planificarlo bien, organizando una agenda para que no incidan negativamente en tus propios lanzamientos que es cuando también aumentás la cantidad de envíos.

La frecuencia ideal para no bombardear a tus lectores con ofertas de programas de afiliado o alianzas estratégicas, que con seguridad resultaría en desuscripciones masivas, sería una promoción al mes como MÁXIMO según algunos expertos, lo que nos da un total de 12 al año… por eso insisto en que es algo que debés pensar muy bien a quien le das espacio en tu boletín, no solo desde lo económico sino también cuidando tu prestigio.

IMPORTANTE: Distribuí sabiamente estas promociones a lo largo del año, con contenido de alto valor y relevante a tu público, que sean ofertas realmente diferenciales en precio y calidad.

Si promocionás productos con estas características, siguiendo estas pautas, tendrás ingresos adicionales garantizados.

3 – DIFUSIÓN DE TUS PROPIOS PRODUCTOS Y PROGRAMAS

Esto es algo que nos cuesta, pero aconsejo hacer desde el principio porque si no se corre el riesgo de recibir quejas cuando pasás a la acción luego de mucho tiempo sin “vender(te)”, dando consejos gratis en tus artículos, redes y blog.

Lo he visto pasar muchas veces con coaches, especialmente aquellos que se dedican al “Life Coaching”: brindan consejos maravillosos y tienen miles de seguidores y fans, pero al momento de querer vender su asesoramiento personalizado en forma de programa o sesiones, llueven las críticas, ¡como si estuvieran obligados a dar consejos gratuitos!

Tené siempre presente que lo tuyo es un negocio, y la mejor manera de enfrentar la situación desde el vamos, es recordarles esto a tus suscriptores: sí, te gusta ayudar a las personas, te gusta brindar consejos a través de tus artículos semanales, pero si quieren tu ayuda personalizada, debe ser adquiriendo tus programas, productos o sesiones.

Deberías hacerlo como mínimo cada 3 meses, programalo en tu agenda para presentar tus productos de manera exclusiva y llamativa, más allá que lo hagas en todos tus boletines, cada 90 días hacelo de una manera especialmente atractiva, con una sola llamada a la acción para visitar la página de ese producto o directamente el link de compra.

¿Por qué hacerlo aparte de tu boletín si ya lo incluís en alguna sección? Porque en los boletines solemos ser reiterativos, dejamos la misma oferta, con la misma imagen, el mismo texto, por un cierto tiempo, y tu lector se acostumbra a esa sección, y por lo tanto la ve sin prestar demasiada atención.

Es buena práctica presentarle a tu lista TUS SOLUCIONES de manera regular, para afianzar tu imagen de experto en tu materia, y dejarla grabada en el inconsciente de tu lector 😉

Creá tus ofertas en forma de:

*Programa de Entrenamiento online
*Taller intensivo online u offline
*Libro digital, incluso puede ser acompañado de audios.
*Webinars o Seminarios Presenciales
*Paquetes de sesiones individuales o grupales
*Telesummits con colegas y alianzas estratégicas
*etc.

No es que sí o sí debas crear todos estos productos, pero cuanto más amplio sea tu abanico de opciones para entregar tus conocimientos, más posibilidades de vender tus productos e ir escalonando esas ofertas.

IMPORTANTE: NO ES QUE TENGAS VARIOS PRODUCTOS QUE NO TENGAN NADA QUE VER ENTRE SÍ, LO IDEAL ES QUE SEA UN MISMO PRODUCTO EN DIFERENTES FORMATOS/LLEGADA.

Por ejemplo, no es que un producto tuyo sea “Coaching para lograr una vida feliz”, y otro enseñar guitarra online: vos te desenfocarías y tu cliente se perdería en la oferta, no te tomaría como un experto en ninguna de esas áreas, sino como alguien que está tratando de ver qué le funciona.

Pero sí podría ser una entrada típica en el funnel el ebook de “Coaching para lograr una vida feliz”, por ejemplo, el más accesible de tus productos.

E ir escalonando con el programa grupal de la misma temática, como término medio en cuanto a costos, para pasar al Paquete de sesiones individuales como tu programa más costoso.

Esto no solo te da la posibilidad de que cualquiera compre el producto que más le interese, sino más importante, crear lealtad en tu seguidor, pues el cliente que ingresó en tu embudo con una compra mínima pueda ir pasando de un programa a otro, sin desgastar tu energía porque siempre es el mismo conocimiento el que debés impartir, ¿se entiende?

4 – HISTORIAS

En general lo que vemos en boletines de los expertos, son testimonios. Y nadie discute la importancia de demostrar tu expertise a partir de la mirada de otros, pero si existe algo que atrae, son las “historias reales”, de lucha prueba y error hasta lograr lo que se quiere.

También estamos acostumbrados a escuchar solamente historias ganadoras, o a ver a los triunfadores como tocados con una varita mágica… pero ¿cómo llegaron a dónde están? Lo más probable es que luego de una buena dosis de caminos incorrectos o rotundos fracasos.

Y es justamente eso, el fracaso o, mejor dicho, los errores cometidos en busca de lo deseado lo que hace que tu lector se identifique y pueda en definitiva pensar que él también puede lograr lo que quiere.

Y ahí reside su fortaleza, en el consuelo de que no se está solo, y más importante aún, en la motivación, como una invitación a seguir adelante por tus sueños, hasta podés saborear tu pronto triunfo luego de la adversidad también.

EXTRA: 3 tipos de “Historias de Éxito” para compartir con tus lectores

** Éxito de clientes

Para ello, destacá algún logro específico de alguno de tus clientes al usar tu método, producto o programa. Desglosá las estrategias, herramientas y elementos usados para alcanzar el resultado buscado.

** Clientes felices

No tengas miedo de exhibir un gran testimonio, subrayando y resaltando cómo ayudaste a tu cliente a lograr lo que quería.

Si sos tímido, esto te puede resultar intimidante, pero tan solo es posicionarte como experto, es posicionar tu producto para que pueda ayudar a más personas a buscar y encontrar LA SOLUCIÓN. La identificación con el problema y con lo que se quiere lograr es clave para vos, tu negocio y tu potencial cliente.

Como siempre, que sea de utilidad a tu lector, que sean logros y obstáculos vencidos reales.

OJO: NO es fanfarronear, sino posicionarte, hacer ver a los demás lo valioso de tu programa o método.

** Historias de Fracasos

¿Hay algo más difícil que identificarte con la perfección, con alguien que presume de perfecto?

Errare humanum est XD ¿no dice así el dicho?

Errar no solo es humano, sino que es parte de la vida; y ser transparente con los errores cometidos te hace confiable y te convierte en un referente para tu lista, pues ¿qué se puede aprender de alguien que no comete errores?

Si llegamos a donde llegamos es porque hemos cometido errores, y lo más importante, nos hemos sobrepuesto a ellos y hemos aprendido de ellos. En cierto modo, lo equívocos son nuestros maestros.

De manera que si hasta ahora no lo has hecho, comenzá a compartir tus equivocaciones, las lecciones que te dejaron, y cómo los solucionaste, cómo te hicieron más fuerte, más empático, más sensible, en fin, mejor persona y más profesional.

Mostrale quién sos a tu lista. Los resultados te van a sorprender 🙂

Marcela

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *